Ecoturismo

La actividad ecoturística tiene una gran relevancia en nuestra alcaldía ya que los núcleos agrarios, que son posesionarios de la mayor parte del suelo de conservación, han desarrollado esta actividad productiva que genera ingresos económicos a sus miembros y que además representa una alternativa para conservar y aprovechar los recursos naturales con los que cuentan. Las condiciones geográficas de nuestra alcaldía han hecho posible que el clima, el suelo, la topografía y la vegetación se relacionen creando espectaculares paisajes como montañas cubiertas de extensos bosques de pinos, encinos y oyameles; ríos y arroyos que son alimentados por manantiales de limpias y cristalinas aguas, llanos de dorados pastizales, afloramientos rocosos de paredes verticales, vistosas cascadas y demás bellezas naturales en donde se puede practicar la escalada en roca, el rapel, el campismo, paseos a caballo, ciclismo de montaña, alquilar cuatrimotos, caminatas y otros deportes bajo un cielo azul y la frescura del aire puro de nuestros bosques, pero sobre todo se puede conocer la importancia que representa conservar y proteger la naturaleza en este rincón maravilloso de Ciudad de México donde se localiza el único río vivo de la ciudad, el río Magdalena.

Los Dínamos

Parque ecoturístico El Potrero

Parque Ecoturístico Comunidad San Bernabé Ocotepec

Parque Ecoturístico Ejido San Nicolás Totolapan

El Valle de Monte Alegre

Parque Ecoarqueológico Mazatepetl

Cuando vengas a nuestra alcaldía no olvides visitar estos lugares de esparcimiento en los que se puede disfrutar de exquisitos antojitos mexicanos, una trucha preparada de diferentes formas del estanque al plato, el rico y tradicional pulque, el caldo de hongos y sabrosas quesadillas. Entre los lugares que se puede disfrutar de estas y otras muchas cosas en contacto con la naturaleza.

La alcaldía se sitúa al suroeste de la Ciudad de México, dentro del Cinturón Volcánico Trans-Mexicano (CVTM) sistema montañoso que bordea la Cuenca de México y que localmente esta constituido por la Sierra de Las Cruces en lo que se conoce también como la subprovincia, lagos y volcanes de Anáhuac; su sistema de topoformas está constituido en un 74 % por sierra volcánica de laderas escarpadas, 16 % de lomerío con cañadas y 10 % de meseta basáltica malpais.

El espacio geográfico que ocupa la alcaldía presenta cuatro elevaciones importantes:

Cerro Sasacapa
3,250 mnsm
Cerro Mazatepetl
con 2,770 msnm
Cerro Tarumba
con 3,460 mnsm
Cerro Panza
con 3,660 msnm.

Semifrío subhúmedo con lluvias en verano

Comprende el 54.38 % de la superficie de la alcaldía, se presenta en la mayor parte del área boscosa correspondiente al suelo de conservación C(E) (w2).

Templado subhúmedo con lluvias en verano

Engloba el 42.50 % de la superficie de la alcaldía y abarca la parte baja de la Cañada y el área urbana hasta el primer dínamo C (w2).

Semifrío húmedo con abundantes lluvias en verano

Incluye el 3.12 de la superficie de la alcaldía, localizado al sur en la parte alta de la Sierra de las Cruces C(E) (m).

En lo que respecta a los asentamientos humanos en la alcaldía, estos se localizan en un poco más de 1,775.78 hectáreas (100%) de las cuales 1,348.45 (75.92 %) están consideradas como suelo urbano, mientras que unas 427.53 (24.08 %) se ubican sobre suelo de conservación, conformando asentamientos irregulares o nuevas colonias que han sido regularizadas como el Ocotal, el Ermitaño y Tierra Unida, entre otras.

Suelo de conservación

El suelo de la Alcaldía La Magdalena Contreras (7,501.00 ha) esta dividido en suelo urbano (1,348 ha) y suelo de conservación (6,153 ha) los cuales ocupan 18 % y 72 % de su territorio respectivamente. En este último encontramos cubriendo 3.5 % de la extensión distintos asentamientos irregulares; 1.5 % al poblado rural de San Nicolás Totolapan y 1 % lo conforma el programa parcial de desarrollo urbano «Huayatla». El suelo de conservación de la demarcación está conformado principalmente por montañas que forman parte de la sierra de Las Cruces cubiertas en su mayor parte por bosques de pino, encino y oyamel. En esta zona y debido a la topografía del lugar se forman dos cuencas hidrológicas con importantes escurrimientos y manantiales que fluyen hacia el río Magdalena y al Eslava creando paisajes de enorme valor ambiental y belleza escénica, asimismo existe un complejo sistema de barrancas que dentro del suelo urbano son consideradas como áreas de interés ecológico.

La Alcaldía cuenta con 3 principales cuerpos de agua superficial, a saber: Río Magdalena, Eslava y Coyotes, estos dos últimos utilizados como receptores de aguas negras y/o vertederos de aguas residuales producidos por asentamientos humanos aledaños, generando focos de infección y contaminación de mantos acuíferos y propiciando un decremento de la calidad de vida de la población y un deterioro ambiental incuestionable.

Río Magdalena

22 km

El río Magdalena es el único río vivo de Ciudad de México; nace en el cerro La Palma dentro de la Alcaldía Cuajimalpa; es un río perenne con un caudal aproximado de alrededor de 1 m3/s en la época de estiaje y su escurrimiento máximo está estimado en cerca de 200 m2/s en época de mayores precipitaciones; se alimenta con el aporte de gran número de manantiales que existen en los bosque de la cañada de Contreras donde se forma una red de arroyos tributarios.

Parte de su caudal es captado por la planta potabilizadora ubicada en el Primer Dínamo donde aproximadamente una quinta parte de su volumen es aprovechado y potabilizado para ser distribuida a varias colonias de la alcaldía a través de la red agua potable. A ingresar al área urbana, en la cual recorre más de diez kilómetros, recibe descargas domiciliarias, de unidades habitacionales y el vaciado de otros colectores, realizando una función de drenaje hasta llegar a la Presa Anzaldo, para después unirse al río Mixcoac y formar el río Churubusco que desemboca en el Lago de Texcoco.

Dentro del territorio de la alcaldía y debido al relieve montañoso en el suelo de conservación existen numerosas barrancas que son el resultado de diversos procesos erosivos de corrientes superficiales, las cuales en algunos casos presentan corrientes fluviales que surgen del afloramiento de manantiales o se forman de manera intermitente durante la temporada de lluvias, lo que representa importantes aportes al caudal de los ríos permanentes, principalmente el río Magdalena. La barrancas presentan una cubierta vegetal, compuesta principalmente por plantas, arbustos y vegetación arbórea, en sus laderas se filtra el agua que recarga los mantos freáticos que son una fuente de suministro de este vital líquido a los habitantes de algunas colonias de la alcaldía y de nuestra ciudad; así mismo contribuyen a detener la degradación del suelo, producto de la erosión hídrica y eólica.

El sistema de barrancas que se localiza en el área urbana esta compuesto por 5 formaciones de esta naturaleza como la de Texcalatlaco, Teximaloya, Coyotera, del Rosal y Anzaldo. Estas barrancas forman parte de la dinámica hidrológica de nuestra demarcación, ya que a través de ellas se recargan los mantos freáticos de Cuidad de México, presentan microclimas que permiten el desarrollo de vegetación arbustiva y arbórea que aportan cantidades importantes de oxígeno para la urbe, además contribuir a sanear el ambiente de la ciudad al capturar partículas de bióxido de carbono (CO2). Sin embargo sus condiciones actuales no son las óptimas, ya que la falta de conciencia de la población, las ha convertido en vertederos de aguas negras o drenajes a cielo abierto, depósitos de basura, zonas habitadas de alto riesgos, basureros y tiraderos de cascajo, lo que provoca contaminación de suelo y agua. Estos y otros factores han convertido a las barrancas en suelo urbano en un verdadero problema ambiental y ecológico para nuestra demarcación.