Skip to main content

Fue en 2020 cuando el COVID-19 se hizo presente en nuestras vidas, en marzo para ser más precisos. Durante los primeros días, semanas y meses de la enfermedad diversas teorías sobre su modo de propagación comenzaron a aparecer.

Después se dijo que los niños, al tener un sistema inmunológico fuerte y más “nuevo”, no enfermaban de coronavirus, hoy se sabe que esa teoría es falsa, los niños a lo largo del mundo han presentado síntomas y -en algunos casos- sin presentarlos han dado positivos tras someterse a una prueba.

Lo que también es verdad es que si bien los niños de todas las edades pueden enfermar de covid-19; la mayoría de los niños afectados no enferma con tanta gravedad como los adultos y, en algunos casos, no presenta síntoma alguno.

Actualmente, la Ciudad de México y sus dieciséis alcaldías se encuentran en semáforo epidemiológico color naranja sin bajar la guardia. Por ello los cuidados deben mantenerse más presentes que nunca.

Algunas de las recomendaciones que se hacen a las familias que cuentan con pequeños en casa son:

  • Procura mantenerlos en casa.
  • Aliméntalos sanamente.
  • No los lleves contigo a realizar las compras.
  • Explícales que deben lavar sus manos para evitar enfermedades.
  • Enséñales el uso correcto de cubre bocas.
  • Bríndales un espacio cómodo para que puedan tomar sus clases en línea.
  • Apóyalos con sus tareas y busca actividades divertidas.

Sin duda para los más pequeños del hogar la contingencia sanitaria representa una situación difícil por ello lo mejor, para su salud y bienestar, sigue siendo quedarse en casa.